YEGUAS PARA RECRÍA, ALGUNOS CONSEJOS…

0
1548

YEGUAS PARA RECRÍA, ALGUNOS CONSEJOS…

Algunos aspectos a considerar al adquirir yeguas para reproducción:

Defina las características que quiere fijar y propagar en sus criadero, y busque yeguas que las muestren, no adquiera yeguas que no muestren las características básicas que usted busca.

Escoja yeguas fértiles, sin problemas para quedar cargadas, y sin problemas para retener sus embarazos.

Ojo con la edad, la fertilidad disminuye con la edad de la yegua. Las yeguas muy viejas, ademas de ser difíciles de cargar, abortan con frecuencia y sus fetos pueden padecer de insuficiencia placentaria, luego sus crías pueden nacer débiles y con pobre desarrollo.

Conozca la capacidad de un veterinario para determinar la fertilidad en una yegua.

¿Puede un veterinario asegurarle que una yegua es fértil?

Un exámen pélvico y un ecograma normal por un veterinario NO descarta todas las causas de infertilidad, NO garantiza que la yegua sea fértil. Un Veterinario no puede descartar tubos infectados y obstruidos con su examen pélvico, ni con un ecograma.

  • Un ecograma sí puede detectar anormalidades en el útero, como quistes, fibrosis, o tumores, creando un ambiente intrauterino hostil que disminuya la fertilidad
  • Un ecograma también puede detectar tumores de ovarios, o problemas relacionados con la ovulación.
  • Un cultivo uterino puede detectar yeguas infectadas que podrían ser infertiles, y que pueden infectar a su reproductor.
  • Un análisis de sangre puede detectar niveles de estrógeno y función ovárica.

Escoja yeguas jóvenes y saludables, preferiblemente nuliparas.

Estudie su genealogía, sus aplomos y sus movimientos. Evite problemas de aplomos, los desaplomos pasan a las crías con frecuencia.

La buena raza sola no basta. NO todas las hijas de Campeones van a heredar los rasgos buenos de sus padres, y si no los heredó, NO los va a transmitir. Seleccione yeguas con raza, pero también con características de locomoción óptimas, con velocidad y con brio.

La prominencia en la pista tampoco basta, hay que buscar pre-potencia genética endogamica y capacidad de transmisión.

Cuidado con las yeguas ganadoras, bien enrazadas, adultas, pero nuliparas. No se deje engañar cuando le digan que nunca las han servido, averigüe si las venden porque nunca han podido cargarlas.

En yeguas múltiparas, se deben analizar sus crías para observar la calidad de ellas, y para determinar cuales rasgos maternos buenos pasan a sus crías con consistencia.

El historial obstétrico de la yegua es muy importante, ¿Ha sido servida?, ¿Cuántos partos tiene?, ¿Cuántos embarazos gemelares?, ¿Cuántos embriones lavados?, ¿Cuántos abortos… y a que tiempo aborto?, ¿Cuándo fue el último parto…y cómo ha sido su comportamiento durante la lactancia?

Cuidado con las yeguas que se le han muerto crías durante la lactancia, algunas rechazan y patean a sus crías, algunas no producen un colostrum óptimo, y sus crías mueren en la lactancia por falta de inmunoglobulinas en el colostrum.

El estado físico y nutricional de la yegua es importante, evite yeguas con historial de cólicos, evite yeguas con laminitis. Cuidado con las yeguas que halan aire, cuidado con las yeguas barrigonas, muy gruesas, o muy flacas, pueden ser diabéticas, o hipotiroideas, algunas de esas no muestran el celo y son difíciles de servir, lo ideal es que la yegua muestre el celo.

Rasgos de fenotipo importantes: Buena alzada, buenos aplomos, caderas redondas y anchas, orejas pequeñas, cuello erguido, espalda recta, boca sana, sin defectos heredables de dentición.

Inspeccionar la ubre, no se deje engañar con nuliparas falsas, una ubre gruesa es indicativo de partos anteriores. Cuidado con ubres deformes por cicatrices, lesiones viejas, o infecciones previas en la ubre, estas pueden causar el rechazo de la cría al momento de lactar.

Inspeccionar la vulva, debe estar cerrada y el orificio anal no debe estar hundido, eso causa abortos tempranos.

Cuidado con las yeguas bravas, nerviosas o locas, complican todo el manejo en el proceso de reproducción, no entran a los cepos, no se dejan examinar. La mansedumbre es ideal en una reproductora.

El factor X debe analizarse para preferir aquellas que tengan madres, abuelas, o bisabuelas sobresalientes.

Para algunos criadores el color es importante, especialmente si se quiere evitar las que tengan el gen Sabino, que produce las manchas blancas en las crías, se puede castar para favorecer o evitar algunos colores.

Por último, cuidado con las yeguas sin registros, con registros falsos, o con registros a nombre de terceras personas.

Los consejos y advertencias expuestas derivan de experiencias propias, tras décadas castando, inseminando, e isonando yeguas con ecógrafos humanos de alta resolución en nuestro potrero.

Créditos: www.potreroagujaazul.com

YEGUAS PARA RECRÍA

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta